miércoles, 19 de octubre de 2011

"El valor de una vida" -

El Valor de una Vida
Dori Lustron
Porisrael.org




Una periodista árabe Akbal El Ahmed – escribió dos párrafos muy gráficos en el periódico de Kuwait “El Kabs”
“Shalit, tienes suerte con tu patria… Ojalá que todos fuéramos como tú, Shalit… Que Allah te bendiga en tu país… Imagínense… no, esto no se puede imaginar, es la verdad… 1000 machos y 27 hembras con plenas facultades… 1027 hombres y mujeres árabes colocados en un lado de la balanza. El fiel cayó por el exceso de peso debido a la gran cantidad: un joven israelí, delgado, con ojos profundos, fue puesto en el otro lado del fiel. El fiel de la balanza de los 1027 árabes subió hasta llegar al nivel de Shalit, el único israelí.”

“¿Ustedes saben por qué tengo envidia de Shalit?... ¿Por qué deseé estar en su lugar y por qué lo bendije por su país? Es por el valor del ser humano y su importancia en su patria… En nuestro mundo árabe el gobierno es el que mata. Y el que arresta y hace desaparecer al sol de sus ciudadanos y ciudadanas… Yo ruego día y noche ser como Shalit en mi país. Que los medios se interesen por mí… Ser como Shalit y que ejerzan presiones de todas las maneras y modos posibles para que pueda regresar a mi círculo familiar, si me alejaran del mismo por servir a mi patria y ser como Shalit como un número grande y principal en cambio de una serie de números y más números. Shalit, disfruta ser ciudadano de esa patria. Disfruta tu importancia y tu valor. Disfruta que todo el mundo sigue, y no sólo en tu país, los acontecimientos en tu favor desde el primer día de tu secuestro… Shalit, tienes suerte con tu patria…”
----------------------------------------------

Hoy, 18 de octubre de 2011, nuestro querido Guilad Shalit, el hijo de los seis millones de judíos que vivimos en Israel, ha vuelto a casa. Nos parece un sueño. Todo se precipitó en pocos días y aun no se puede creer. Hemos pedido, rogado, luchado por su devolución y, ahora que lo tenemos, nos parece mentira.

Ha sido un día muy importante para mi país, a pesar del precio enorme que hemos pagado. Un soldado por 1.027 terroristas, muchos con sangre en las manos que ya declararon que volverán al terrorismo. Lo sabíamos. Pero ese precio, a pesar del dolor de las familias afectadas por el terror, tuvimos que pagarlo si queríamos ver vivo a Guilad.

¿Cuánto vale la vida de una persona? ¿Cuánto vale una vida para el Pueblo Judío? ¿Cuánto vale una vida para nosotros y cuanto para ellos? ¿Vale la vida para los radicales islámicos? Claro que no. ¿Cuanto vale una vida para Israel?
¿Mil terroristas? ¿Dos mil? ¿Un millón ? ¡No tiene precio!. ¡Es invalorable.! Y actuamos en consonancia con aquello que sentimos y pensamos.

Una vida para Israel vale todo. Dice el Talmud: “Salvar una vida es salvar al mundo”. Israel salvo la vida de uno de sus soldados y lo hizo por los mismos valores del judaísmo, y eso, nuestros enemigos lo llaman “debilidad”. Y sin embargo, los valores de Nuestro Pueblo nos fortalecen. Somos el origen del monoteísmo aunque las mentiras islamistas lo desvirtúen.

Para ellos la vida no vale, aman la muerte y lo dicen. Para nosotros una vida es sagrada. Por eso hemos luchado tanto para que volviera Guilad. Y así fue: uno por 1.027. Una caricatura mostraba a los terroristas saliendo de la cárcel desalentados diciendo: yo valgo 70 gramos de Shalit. Y si. Aquellos que piensan se han dado cuenta que su gobierno, en vez de defenderlos, los envía a la muerte. Los quieren recuperar para seguir provocando terror. Se calcula que más de la mitad de los terroristas devueltos, reincidirán. El gobierno de Israel tuvo que dejar de lado 4000 cadenas perpetuas que purgaban por 1000 muertos israelíes. Y, he aquí, el valor que le damos a la vida: sobre las lágrimas de los familiares de los muertos por atentados y soldados caídos en acción, prevaleció la vida de Guilad. Guilad vivía y había que liberarlo.

Presidentes y primeros ministros de las grandes potencias reclamaron por nuestro Guilad. Obama en la ONU, Sarkozy, Berlusconi, el Primer Ministro de Canadá, y cómo no valorar a esos padres que recorrieron el mundo pidiendo ayuda para liberar a su hijo: Noam y Aviva Shalit lucharon por su hijo hasta el día de ayer, incluso ante la Corte Suprema de Israel que rechazó las peticiones que habían sido presentadas por las familias de las víctimas del terrorismo contra el intercambio porque "el destino de Guilad Shalit está en juego y cualquier cambio en el acuerdo también podría poner en peligro la vida de Guilad". Se lo cuidó siempre. En todos los ámbitos, en cada convocatoria de cualquier tipo, el pedido por la liberación de Guilad estaba presente.
Israel cuida a sus hijos. Es una nación solidaria y humana. Es un gran país donde se puede vivir. Las mentiras que la propaganda islamista, y con ellos los palestinos, dicen de Israel para deslegitimarla influyen en las mentes de la izquierda progre que se amalgama con las teocracias autoritarias y fundamentalistas dando lugar a un engendro perverso y falaz que manda personas a la muerte sin contemplar el valor de la vida. Nuestros valores son los mismos de siempre. La esencia misma por la que sobrevivió el pueblo judío.

¿El precio fue alto o es el precio que debemos pagar por luchar por nuestra tierra? Sabemos que esto no termina. Ya están pensando en futuros atentados y secuestros. Estará en la pericia de Tzahal detener o abortar esto. Pero, mientras ellos piensan en la muerte, nuestro nuevo Premio Nobel de Química, israelí, Dr. Dan Shetchman ha enviado una invitación a Guilad Shalit para que lo acompañe en el acto de entrega de los Premios Nobel que se realizara en Oslo el 10 de diciembre del 2011. Ellos producen terroristas, nosotros Premios Nobel, es el número 10 desde la fundación hace 63 años del Estado de Israel.

Quiero recordar con las palabras de Miki Goldwasser, madre de uno de los soldados secuestrados en el 2006 y asesinado por Hezballah:
“Hoy es un día de gloria para Israel” “Fueron humillados, precisamente porque tantos terroristas fueron puestos en libertad por un solo soldado. No nos equivoquemos al respecto. Ellos se dan cuenta y se siente la humillación. Se dan cuenta de que no valen mucho si están dispuestos a intercambiar 1.000 de su cuenta, por un soldado israelí”.

martes, 18 de octubre de 2011

Uno por 1027



Uno por 1.027.
Este es el canje que ha aceptado Israel por su soldado Gilad Shalit.
Difícilmente podemos hacernos una idea mejor que con esta imagen de las dos sociedades completamente diferentes que conviven en una misma zona: Una que es capaz de asumir graves riesgos de seguridad por recuperar a uno sólo de los suyos, y en el otro lado, 1.027 terroristas, muchos de ellos condenados por graves delitos y jaleados como héroes por sus compatriotas. Esta es la diferencia entre el valor de una vida para Israel y para los palestinos

Gilad Shalit regresa a casa

Después de cinco años de secuestro, el soldado israelí Gilad Shalit ha sido liberado. EL gobierno ha pactado con la banda terrorista Hamas, autora del secuestro, la liberación de 1027 terroristas condenados por toda clase de actos criminales. Su liberación y reunión con su familia han sido seguidos con gran emoción en Israel y en todo el mundo.





Noam Shalit recupera a su hijo 
Aviva Shalit recupera la sonrisa 

domingo, 11 de septiembre de 2011

10º aniversario del 11/s

Paul Simon ha interpretado "Sounds of Silence" en los actos de recuerdo del 11S

"Freedom", de Paul McCartney.

"Freedom" de Paul McCartney; una de las canciones escritas tras los atentados del 11-S:

"Have You Forgotten" de Darryl Worley.

11-S: La publicidad puede ser una obra de arte

10º aniversario del 11-S

11-S: Homenaje a los 300 perros que participaron en las tareas de rescate

domingo, 29 de mayo de 2011

Memorial Day en Estados Unidos

Hoy lunes, como cada último lunes de mayo se ha celebrado en Estados Unidos el "Memorial Day", día del recuerdo a los caídos que en este año han sido 540.

Como todos los años desde su estreno en 2007, la canción por excelencia para este día ha sido "If You Reading This", de Tim McGraw.




 


“El verdadero soldado no lucha porque odia lo que está delante de él, sino porque le gusta lo que está detrás de él.”

GK Chesterton